jueves, 23 de agosto de 2012

¿Por qué surge la filosofía?


Podemos establecer que la filosofía nació en Grecia en el siglo VI a.C., debido a la confluencia, tal vez casual, de una serie de factores simultáneos que estimularon el desarrollo del pensamiento racional. Entre estos factores desatacamos los siguientes:
  1. Un factor político: "La filosofía es la hija de la ciudad y de la democracia" (F. Chatelet), esto es, de la organización peculiar de las polis griegas que genera un sistema absolutamente novedoso, la democracia. Esta supone que los ciudadanos libres no se someten a otro poder que las leyes que ellos mismos se otorgan y, por tanto, la discusión libre de las ideas es el caldo de cultivo para la crítica del mito y su sustitución por un pensamiento alternativo. La ley o nomos a la que todos deben someterse supone un elevado grado de abstracción, un punto de referencia racional sobre el cual se puede discutir.
  1. Un factor económico: la existencia de esclavos en una sociedad próspera donde hay un colectivo de ciudadanos ociosos, esto es, que desprecian el trabajo manual a favor del desarrollo del pensamiento abstracto, sin utilidad práctica inmediata y que disponen de tiempo para la especulación, gustando además de practicarla. La introducción de la moneda como valor abstracto de cambio que sustituye al más concreto del trueque crea un nuevo sistema de referencia que favorece el paso a la abstracción.
  1. Un factor sociológico: la religión griega presenta características peculiares en el contexto del mundo antiguo en cuanto no se presenta institucionalizada, esto es, carece de una casta de sacerdotes que garantice el mantenimiento de la ortodoxia doctrinal. El mito como parte del sistema de creencias religioso no tiene por tanto detrás una institución organizada para defenderlo expresamente ante cualquier posibilidad de crítica. Para los griegos los mitos no son de creencia obligatoria, de hecho, surgen tanto intentos de interpretaciones alegóricas como racionales de los mismos. De hecho para los griegos son más importantes las práctica del culto que las creencias y estás son realizadas por los propios ciudadanos según sistemas de turno para ejercer funciones sacerdotales. El mito, por tanto, no sólo puede someterse a crítica sino que no existen mecanismos coercitivos organizados que la impida.
  1. Factor comercial: Las polis griegas, sobre todo en Jonia, están abiertas a todo tipo de influencias culturales por la situación estratégica en que se ubican y el tipo de actividades comerciales que desarrollan sus ciudadanos. Ello supondrá no sólo un enriquecimiento en cuanto confluyen influencias científicas y religiosas de Asia Menor y Egipto (el mundo civilizado de la época), sino también una relativización de la propia cultura que imponía la necesidad de la crítca ("contra el racismo, la intolerancia y el fundamentalismo el mejor antídoto es viajar").

Fue necesaria la confluencia de todos estos factores, que se produjeran de forma simultanea, aunque todos no son peculiares de los griegos. En realidad son el factor sociológico y el factor político específicos de la civilización griega y los que, en confluencia con el resto, harán posible no sólo que el mito se someta a crítica, postulando una explicación alternativa, sino sobre todo que esta crítica se difunda, generalice y triunfe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada